Con Messi apagado, la Selección sigue sin encontrar su mejor versión, pero se metió en semis por la astucia del Dibu Martínez

Otra vez Emiliano Martínez, mayormente conocido como Dibu, es el que explica otro partido. Se vistió de héroe el marplatense para quedarse con dos penales en la tanda tras el desabrido empate 1-1 ante Ecuador y luego de que Lionel Messi fallara el primero. Sigue sin mostrar su mejor versión la Scaloneta, pero continúa en camino: irá en semifinales ante el ganador de Canadá-Venezuela.

Por supuesto que no puede funcionar de excusa, pero el estado del campo de juego sin dudas condicionó el rendimiento de la Scaloneta, un equipo que crece desde el pie. Ya se ha hablado bastante en esta Copa América del césped de los estadios y la Conmebol parece aún no haberse enterado.

Por esto y por la postura de Ecuador, a Argentina (esta vez con un 4-4-3 más marcado con Nicolás González por la izquierda) le costó entrar en ritmo. El español Félix Sánchez Bas dispuso un 4-4-1-1, con Moisés Caicedo por detrás de Enner Valencia. La posición del mediocampista de Chelsea tuvo un objetivo: tapar a Alexis Mac Allister. Y lo logró en esos primeros instantes, por eso no fluyó la Scaloneta. Bastante más: sufrió. Los ecuatorianos atacaron por el sector de Nahuel Molina y llegaron con peligro. En la más clara, Dibu Martínez volvió a tapar con el izquierdo ante Sarmiento.https://www.youtube.com/embed/rhYGfx-vO_8?si=cA_1S9mSWnV96r2w&enablejsapi=1&origin=https%3A%2F%2Fwww.clarin.com

No se lo notó pleno a Messi, pero cada vez que la toca genera algo. Un pase del rosarino dejó a Enzo Fernández de cara al gol, pero su remate se desvió en Pacho Tenorio. Y de ese córner arribó el festejo de Licha Martínez en una jugada preparada que tiene la marca de Walter Samuel, el encargado de las pelotas paradas. Leo ejecutó cerrado, Alexis la peinó en el primer palo y el zaguero de Manchester United cerró por el segundo.

Conviene decir que Argentina creció cuando pudo encontrar el primer pase a Mac Allister, de notable rendimiento en la etapa inicial. El volante de Liverpool fue el que más recuperó, el que más duelos ganó, el que más pases en campo rival completó y el que más infracciones recibió.

En el complemento, Nicolás González se retrasó para ayudar a Tagliafico. Messi siguió desconectado, tal vez con la molestia en la cabeza. No entró Ángel Di María y fueron extraños los cambios de Scaloni. Dejó venir a Ecuador.

De Paul metió la mano en el área y Enner Valencia mandó el penal al palo. Ni eso despertó al equipo

El segundo tiempo de Argentina fue malo. No pudo siquiera contragolpear. Nicolás Otamendi entró por Licha Martínez para cabecear y a él lo anticiparon para el 1-1 en el minuto final. Fue Kevin Rodríguez

Luego los penales. Messi la picó y falló. Pero Dibu Martínez se puso la capa y salió al rescate de todos.

Fuente: Clarín.com

Sea el primero en comentar en "Con Messi apagado, la Selección sigue sin encontrar su mejor versión, pero se metió en semis por la astucia del Dibu Martínez"

Deje un comentario

Su email no será publicado


*